Reloj, tablero, perchero

Uno de mis primeros proyectos (el primero fue el banco que todavía uso), al tiempo que hacía el primer curso en la EAOSD, fue este reloj-perchero-tablero. Respondía a una puntual necesidad: colgar las bolsas de mercado, anotar mensajes y cosas para comprar, y colgar un reloj muy bonito que Laura había comprado en Londres. En ese primer taller en el jardín de la casa de mi padre, trabajé mientras César hacía su mueble para guardar los juegos de mesa.

El proceso y el taller del jardín.