Una nueva era para la educación: MOOCs

(Crosspost con mi blog en el GLM)

El año 2012 será recordado por todos como el año del surgimiento de los MOOCs, Massively Open Online Courses*. Tres iniciativas están cambiando el panorama de la educación superior en el mundo: Coursera, liderado por la universidad de Standord; Udacity, una organización privada no relacionada directamente con ninguna universidad; y EdX, liderado por MIT y Harvard. Con algunas diferencias entre las tres propuestas y sus misiones, todas proponen ofrecer cursos abiertos, gratuitos y de alta calidad a cualquiera que tenga una conexión a Internet.

Coursera ya tiene más de 25 universidades participantes y ofrece cientos de cursos. En el GLM comenzamos a experimentar con este modelo desde el inicio y algunos de nuestros profesores están tomando y han tomado cursos de diversa índole. El departamento de Matemáticas está cursando "Mathematical Thinking", por ejemplo. Algunos de nuestros estudiantes recién graduados, de la promoción 2012, también fueron pioneros en Coursera.

EdX anunció su primer curso en diciembre de 2011 (cuando aún se llamaba MITx, antes de la entrada de Harvard) y recibió más de 350,000 alumnos de todo el mundo para el curso 6.002x, Circuits and Electronics. ¡Entre esos cientos de miles de pioneros estuvieron algunos de nuestros profesores de física y matemáticas! Poco después, Harvard se se unió a MIT y crearon EdX, una organización sin ánimo de lucro fundamentada en la misión de las dos universidades. Hace poco se unió también la universidad de Berkley desde California. Me alegró oir, hace poco, que Colombia es el cuarto país del mundo con más estudiantes inscritos en EdX, detrás de Estados Unidos, China e India. ¿Por qué Colombia, con una población tan inferior a la de los tres primeros u otros del continente como Brasil?

Estas iniciativas prometen revolucionar la educación superior en el mundo. Traen enormes retos. Para mencionar solo algunos, en lo relacionado con la certificación, el aseguramiento de la calidad y la viabilidad financiera. También traen nuevas viejas preguntas sobre el rol de los maestros y las mejores maneras de aprender (tanto en línea como cara a cara). Nos han puesto a pensar a todos, pero también a soñar con un mundo donde aprender no dependa de poder pagar una matrícula. ¿Cuánto vale un año en Harvard o para no ir tan lejos, en Los Andes?

Mientras tanto me pregunto, ¿qué están haciendo nuestras universidades? La Universidad Nacional, con su misión de ofrecer educación de calidad a todos los colombianos, tendría todas las razones del mundo para buscar unirse a cualquiera de estas iniciativas (y ojalá fuera EdX, por su misión y carácter sin ánimo de lucro). ¿Lo estarán pensando? ¿Será una de las más de 120 universidades que han manifestado interés en unirse? ¿Será parte del plan global de desarrollo en el que han estado trabajando los últimos meses?

Estos movimientos también cuestionan, aunque no es su función, la educación básica (primaria y secundaria). ¿Qué rol pueden jugar iniciativas como estas en estos niveles? ¿Habrá iniciativas similares para el nivel escolar en el futuro cercano? Me inclino porque podrían aportar mucho, con el apoyo de modelos como el del Flipped Classroom promovido por Khan Academy, algo con lo que estamos experimentando en el GLM con el liderazgo de nuestra directora académica. Ya lo probó Tony Kim en Mongolia con estudiantes de Bachillerato y 6.002x (vea una conmovedora crónica de esta experiencia en el blog de EdX).

En nuestras reuniones de planeación del año 2012, y cabe decir que antes del boom de Coursera y EdX, el equipo directivo del GLM se propuso modificar su modelo de desarrollo profesional para docentes ofreciendo cursos abiertos y masivos (en los que pudiera participar cualquier profesor de otro colegio, privado o público) como complemento a los cuatro cursos obligatorios que adelantan todos nuestros profesores. Comenzamos el trabajo de planeación este año y esperamos poder ofrecer los primeros cursos pronto, pero aún hay mucho camino por recorrer y muchos problemas por solucionar en todos los frentes: ¿Qué cursos ofreceremos? ¿Qué plataformas tecnológicas utilizaremos? ¿Cómo será el modelo pedagógico? ¿Quiénes los liderarán? ¿Cómo los promocionaremos? ¿Cómo certificaremos? ¿Qué impacto tendrán en el aula y en el aprendizaje de nuestros estudiantes?

Me alegra poder afirmar que nuestro pensamiento va a la vanguardia y se adelantó al boom.

Si aún no ha tomado un curso abierto y masivo, es el mejor momento. Visite EdX o Coursera, escoja un curso y empiece a aprender. Y como dice Arthur Amaral, un joven brasileño, en el blog de EdX, conozca de cerca los estándares que hacen de MIT y Harvard dos de las mejores universidades del mundo:

But then again, we had deadlines to deal with, and we felt a sample of MIT’s standards. Homeworks and labs weren’t simple and demanded a deep understanding of the subject. It was not always fun: it was frustrating as the challenges demanded the application of the lecture concepts to things way more complicated. But when the green tick finally appeared, the amount of satisfaction was unmatched. (Blog de EdX)


* Esto no es preciso, pues los primeros cursos, liderados por David Wiley, Stephen Downes y George Siemens comenzaron hace ya cinco años y fueron ellos precisamente quienes acuñaron el término MOOC. En septiembre de 2011 comenzcé el MOOC Change liderado por Downes. (Ver entradas de la época en este mismo blog).

Coursera y Udacity comenzaron en el segundo semestre de 2011. Sin embargo, la idea se hizo popular este año y los cursos de Wiley, Downes y Siemens son suficientemente distintos de los ofrecidos por las nuevas iniciativas que solamente la idea de ser abiertos a todos y masivos (cientos de miles de alumnos) son similares.

Add new comment